Etiquetas adhesivas para vinos

El vino fruto de la vid deleita los paladares más exigentes y hasta es  protagonista de pasajes bíblicos como la icónica “última cena”. Es una de las bebidas con más demandas a nivel mundial y uno de los mercados más competitivos es el europeo, por ello es necesario esmerarse no solo en producir el mejor vino si no también saberlo vender a través de una presentación llamativa e innovadora. ¿Sabía que en investigaciones con Focus Group, la mayoría de los participantes eligieron entre una botella de vino u otra al dejarse llevar por la etiqueta?.

Etiquetas adhesivas para vinos

El vino fruto de la vid deleita los paladares más exigentes y hasta es  protagonista de pasajes bíblicos como la icónica “última cena”. Es una de las bebidas con más demandas a nivel mundial y uno de los mercados más competitivos es el europeo, por ello es necesario esmerarse no solo en producir el mejor vino si no también saberlo vender a través de una presentación llamativa e innovadora. ¿Sabía que en investigaciones con Focus Group, la mayoría de los participantes eligieron entre una botella de vino u otra al dejarse llevar por la etiqueta?.

Descripción

El vino fruto de la vid deleita los paladares más exigentes y hasta es  protagonista de pasajes bíblicos como la icónica “última cena”.

Es una de las bebidas con más demandas a nivel mundial y uno de los mercados más competitivos es el europeo, por ello es necesario esmerarse no solo en producir el mejor vino si no también saberlo vender a través de una presentación llamativa e innovadora.

¿Sabía que en investigaciones con Focus Group, la mayoría de los participantes eligieron entre una botella de vino u otra al dejarse llevar por la etiqueta?.

 

El sabor del vino en una imagen

Las etiquetas adhesivas para vinos cobran importancia y son fundamentales para la promoción. Además de brindar información de la cosecha, forman parte esencial de la carta de presentación del vino y está asociada directamente con la calidad del producto.

Aunque no existe un mínimo o un máximo de información que debe contener una etiqueta adhesiva para vinos, es importante que se indique el país de procedencia y la fecha de la cosecha, y como recomendación se puede contar una breve historia que explique el origen del nombre, la zona de fabricación o la bodega y el tipo de elaboración.

Lo principal es determinar el mercado al cual quiera dirigirse el productor, para luego diseñar la estrategia de marketing. Todo debe estar plasmado en la etiqueta adhesiva para vinos y debe hacer que al consumidor le apetezca el vino no solo por su imagen si no por la información descrita en el mismo.

La personalidad del vino, la forma de elaboración, recomendaciones para tomarlo o maridaje, zona específica y país de origen deben ir en la etiqueta adhesiva para vinos.

Cada espacio debe ser utilizado, muchos explotan nada más la parte del frente de la etiqueta y le restan importancia a los laterales y a la parte de atrás en la cual se puede colocar el grado de alcohol  y los centímetros cúbicos.

 

La etiqueta promueve el posicionamiento de un vino

Es importante destacar que la oportunidad de explotar la etiqueta del vino no debe ser desperdiciada por los enólogos emergentes que utilizan técnicas pocos convencionales para la elaboración del vino o para la cosecha de uva.

Aquellas marcas que ya están posicionadas en el mercado, tienden a ser más clásicas y convencionales.

Pero por ejemplo un enólogo que utiliza técnicas biodinámicas, puede resaltar tal innovación en su etiqueta y lograr que el consumidor y por lo general amante del vino, se anime a probarlo y recomendarlo con sus amigos.

 

La venta del vino, cuestión de etiqueta

La etiqueta tiene un papel preponderante y fundamental para lograr la venta de un botella vino y de cualquier otro producto. Incluso pese a que no se pueda recordar el nombre de un vino comprado en el súper, si se reconocen sus colores, imágenes o dibujos de la etiqueta adherida a la botella.

El diseño de la etiqueta depende de la estrategia de marketing, existen desde los artes más minimalistas, pasando por los clásicos hasta los más modernos y audaces.

En cuanto a los colores aunque todas las gamas son válidas, lo más recomendables para las etiquetas de vino son las tonalidades  cálidas como el rojo y el naranja que son los colores del sol y la tierra y recrean la vista.

La calidad del papel adhesivo de las etiquetas es también de suma importancia, pues de cierta forma refleja la calidad del producto y permite que la etiqueta se mantenga intacta por más tiempo.

En los últimos tiempos ha estado de boga utilizar etiquetas adhesivas metalizadas para darle un toque moderno y chic sobre todo a las nuevas bodegas o marcas que salen al mercado.

¿Necesitas presupuesto?, escríbenos.